domingo, 24 de octubre de 2021

La matriz de la desinformación en las coberturas de los mercados de fichajes en el fútbol


 

Uno de los ámbitos informativos donde más claramente se pone de manifiesto la mezcla continua de noticias con versiones de hechos no confirmados es el periodismo deportivo que versa sobre fútbol. Una de las principales razones que explican esto tiene que ver directamente con la naturaleza de su cobertura y la manera de confeccionar la agenda temática dentro de esta especialización periodística, orientada al ámbito masculino y en su mayor parte focalizada en una reducida nómina de clubes y jugadores del fútbol profesional. Normalmente la futbolización de la información deportiva trae consigo una sobrecarga informativa de los mismos temas que hace cada vez más difícil separar el ruido de las verdaderas noticias. 

Este es precisamente el caso de las coberturas que realizan los medios del mercado de fichajes, que se abre en dos periodos al año (invierno y verano) en las principales ligas de fútbol europeas. La ecuación parece sencilla: el calendario se queda vacío de competiciones y los medios deportivos han de cubrir unas necesidades de espacio y tiempo para llevar a los aficionados la última hora de su equipo favorito. 

Sin embargo, la desinformación en las noticias de fútbol no solo es una cuestión generada por unos medios que la airean, sino también por unas fuentes que contribuyen a que se produzca y unas plataformas como las redes sociales que ayudan a que se expanda. Como señala Rory Smith, normalmente los rumores publicados sobre fichajes son “historias diseñadas para que calen con facilidad en un entorno explícitamente partidario” en el que los fans quieren creer que son ciertos independientemente de su grado de veracidad.

Nueva investigación: hallazgos

A este respecto, acaba de ver la luz el estudio 'Football Misinformation Matrix: A Comparative Study of 2020 Winter Transfer News in Four European Sports Media Outlets', publicado por la revista académica Journalism and Media. Este artículo se basa en un análisis de contenido de las ediciones digitales y cuentas de Twitter de cuatro redacciones deportivas europeas de reconocido prestigio (The Guardian Sport, Marca, A Bola y La Gazzetta dello Sport) y sus respectivas coberturas informativas de los mercados de fichajes de invierno en 2020, el último prepandémico, en las ligas inglesa, española, italiana y portuguesa. Estos son los principales hallazgos de este estudio:

1) Los medios deportivos europeos suelen publicar más rumores y contenidos no verificados que noticias sobre fichajes ya cerrados o confirmados en su cobertura habitual del mercado de traspasos en el mundo del fútbol. 

2) La mayor parte de los rumores publicados sobre el mercado invernal de 2020 se basaron en informaciones suministradas por fuentes anónimas, presumiblemente interesadas, y en datos inexactos o fuera de contexto, que resultan confusos para las audiencias. 

3) Pese a la cantidad de informaciones inexactas publicadas, una importante proporción de los rumores finalmente acabaron siendo noticia confirmada por los clubes, lo que incrementó el índice final de acierto de estos medios en su cobertura.

4) La desinformación en la cobertura sobre fichajes de fútbol es mayor cuando los medios se ocupan de los clubes más importantes y sus respectivos futbolistas, a los que dedican un seguimiento más actualizado en redes sociales para atraer audiencias, que cuando dedican los titulares a equipos menos populares, sobre los que la cobertura se basa en un mayor grado de noticias oficiales. 

Por tanto, el nivel de exactitud y veracidad alcanzado por cada medio informativo así como la cantidad de desinformación publicada dependen sustancialmente de la categoría de club del que se informa en cada liga pensando sobre todo en el número de aficionados que tenga tras de sí cada equipo. La desinformación predominante en torno a los clubes más populares en cada país refleja el esfuerzo editorial de los medios por atraer a los seguidores de esos equipos para que lean y consuman sus contenidos. 

Igualmente, se pone de manifiesto que la mezcla entre hechos y rumores en la cobertura informativa de traspasos futbolísticos está muy extendida y que esto genera confusión entre las audiencias. Esta publicación de contenido engañoso contraviene las normas de la objetividad y la verificación que tradicionalmente se han aplicado al periodismo y supone cuestionar los estándares de la profesión que recogen códigos éticos, libros de estilo y otros instrumentos de rendición de cuentas dirigidos a una cobertura deportiva más responsable.

Implicaciones para el periodismo deportivo actual

Estos resultados ayudan explicar también la situación del periodismo deportivo en el panorama actual. Las formas en que los medios de comunicación deportivos vierten rumores no confirmados sobre fichajes de fútbol como si ya fueran hechos consumados responden a una manera de mantener y atraer la atención de unas audiencias dispersas y destacarse en un contexto de una competitividad creciente entre los medios tradicionales, los nuevos medios e incluso otros actores provenientes de la periferia del periodismo pero que también están ahí cubriendo la actualidad futbolística. 

Además, los hallazgos de este estudio sugieren que la práctica del periodismo deportivo se ha visto afectada considerablemente por el rápido crecimiento de las redes sociales, muy especialmente Twitter, donde el clickbait se convierte en tendencia y las historias complejas y el contenido de calidad generalmente se dejan de lado en favor de chismes, controversias y contenidos no suficientemente sustentados en evidencias.

Aquí puede acceder al texto completo del artículo.

martes, 12 de octubre de 2021

Una nueva tesis señala que el periodismo de datos sobre deporte en España aún es un filón por explotar

Dos de las visualizaciones de datos analizadas, de Mundo Deportivo y El País.

El periodismo de datos todavía es un filón por explotar en la información deportiva que producen los principales medios españoles en sus ediciones digitales, que en los últimos años han evolucionado hacia una mayor presentación gráfica de las estadísticas, principalmente sobre fútbol, para ofrecer conclusiones de lo ocurrido en los partidos a los lectores. Esta es la principal conclusión a la que llega una nueva tesis doctoral leída en la Universitat Ramón Llull y dirigida por el recientemente fallecido profesor e investigador Pere Masip. 

El trabajo titulado Sports Data Journalism: Data driven journalistic practices in Spanish newspapers, elaborado por la investigadora de nacionalidad turca Zeliha Isil Vural, se suma así a otras tesis doctorales defendidas en universidades españolas en los últimos años sobre periodismo deportivo, un campo de la investigación que prospera aunque al que todavía le falta un mayor impulso académico para situarse a la altura de otros países, como los del ámbito anglosajón o los de lengua alemana, donde está más desarrollado.

En la referida tesis se analiza la producción de análisis y visualizaciones de datos de seis medios españoles, tanto generalistas (El Mundo, El Periódico y El País) como deportivos (Marca, Mundo Deportivo y AS), en el periodo 2017-2019, y se pone de manifiesto que estas redacciones todavía se hallan en un proceso de adaptación para incorporar definitivamente el periodismo de datos en los contenidos que versan sobre deporte, a pesar de que casi todos ellos cuentan con un departamento de infografía que, en el caso de los medios generalistas, trabaja de manera transversal con todas las áreas informativas.

Predominio del fútbol y de las visualizaciones estáticas

Según indican los resultados de esta investigación, el efecto de la futbolización de la información deportiva se hace evidente también en las temáticas que aparecen en la muestra de trabajos de periodismo de datos analizados. De esta forma, más del 61% de esas piezas trató sobre el deporte rey (más de un 65% en el caso de los deportivos por casi un 52% en las secciones de Deportes de los medios generalistas). Muy por detrás del fútbol, el segundo deporte más visible infográficamente fue el ciclismo, con una media del 4,3% de los casos.

En cuanto a la tipología de artículos con datos publicados en el periodo referido, predominaron las visualizaciones de carácter estático y los basados en comparaciones estadísticas con carácter explicativo, se emplearon mapas para mostrar localizaciones de partidos y torneos, mientras que las infografías apoyadas en dibujos e imágenes sirvieron sobre todo para analizar momentos clave del partido, lesiones de jugadores, así como el historial de una competición o el palmarés de un deportista. 

La visión de los profesionales

El análisis se completa desde un punto de vista más cualitativo con una serie de entrevistas a periodistas deportivos, analistas de datos e infografístas de los medios estudiados. Estos profesionales exponen la necesidad de mejorar la calidad del trabajo de datos en el periodismo deportivo que se está haciendo en la actualidad y apuntan para ello como solución seguir potenciando la colaboración fluida entre las distintas áreas o secciones y, muy especialmente, incorporar nuevos perfiles especializados como desarrolladores web o diseñadores interactivos para desarrollar proyectos avanzados. En aquellos casos donde no existe, se aboga por crear un departamento o unidad de periodismo de datos para explorar nuevas vías de trabajo e innovar.

Según se desprende de esta tesis, el grado de interactividad en el periodismo deportivo de datos que se hace en España todavía es muy inferior a las posibilidades tecnológicas que existen, lo que permite alumbrar la posibilidad de que en los próximos años las visualizaciones en este campo experimenten una evolución hacia un mayor aprovechamiento de las posibilidades interactivas con el fin de ofrecer a los lectores una pluralidad de itinerarios de búsqueda de información y una mejor experiencia de usuario.

La tesis completa la puedes leer en este enlace.

lunes, 4 de octubre de 2021

Javier García: "Nuestra apuesta por el ExpansiónLAB exige un cambio de mentalidad en redactores y adaptarse a tiempos de trabajo más largos"


Reportaje del ExpansionLAB sobre agentes libres en el fútbol.

Los labs, esas unidades de innovación puestas en marcha por los medios periodísticos para explorar nuevas narrativas y formatos y que en los últimos años han proliferado en todo el mundo (Ramón Salaverria ya cifraba en una treintena los laboratorios de medios que existían en 2016), se han constituido como una apuesta del periodismo para ofrecer a usuarios/suscriptores una manera de contar historias que les ofrezca experiencias sensoriales y encaje mejor con sus preferencias de consumo de información en todo tipo de plataformas. A esta tendencia se ha sumado recientemente Expansión, el diario financiero del grupo Unidad Editorial. 

El ExpansiónLAB, según explicaban desde el propio medio el día de su lanzamiento, apostará por un mayor enriquecimiento visual y gráfico de las historias para llegar más y mejor a la audiencia, de forma que esa apuesta editorial sea "la mezcla de las últimas tendencias periodísticas, como la programación, la estadística y la visualización de datos, con el conocimiento de los expertos analistas del periódico".  

Dentro de esta apuesta por la innovación narrativa de Expansión, los contenidos deportivos también pasan a ocupar un lugar destacado. De hecho uno de los primeros trabajos desarrollados por ExpansiónLAB es este reportaje sobre los agentes libres del mercado futbolístico de fichajes a partir de un análisis de los datos de la web especializada Transfermarkt.

ExpansiónLAB se suma también a la también reciente puesta en funcionamiento de Deporte y Negocio, la nueva newsletter semanal sobre la industria deportiva de este diario accesible solo para suscriptores, que sigue los pasos de otros medios como Financial Times o EFE, con productos similares, en un claro auge del llamado periodismo deportivo de negocios.

De todo ello, hemos hablado con Javier García Fernández, periodista que coordina con las diferentes secciones del periódico los contenidos y proyectos de ExpansiónLAB, donde además se ocupa del diseño y el desarrollo web de todas las piezas que ahí se publican.  


- ¿Cómo y cuándo surge la idea de crear el LAB de Expansión

La idea de crear ExpansiónLAB surge a finales de 2020. Yo acababa de terminar una especialización en desarrollo web y entendí que era el momento de impulsar algo así dentro del periódico. Casi todos los grandes medios nacionales llevan años trabajando en iniciativas de este tipo y había una oportunidad dentro de la prensa especializada, concretamente en la financiera, de adelantarnos y ser una referencia. Este lanzamiento se enmarca en la estrategia del periódico por potenciar los contenidos en la web, avanzar hacia un modelo de suscripción y mejorar la experiencia digital del lector. 

- ¿En qué medida esa apuesta por la innovación de narrativas y en coberturas por la que apuestan exige reordenar la manera de trabajar en una redacción como la de Expansión

- Desde luego exige cambios, aunque creo que son más de mentalidad que operativos. Lo que más cuesta muchas veces es que el redactor, que tiene la información o la idea del reportaje, vea las posibilidades visuales que ese tema tendría si se trabajara en un formato específico diseñado para esa pieza. En el LAB se trabaja en dos direcciones: los redactores pueden acercarse y proponer un tema o al revés, temas que creo que pueden ser interesantes se los propongo yo a ellos. Otro reto que ha surgido en estos meses que llevamos son los tiempos. Estos formatos requieren unos tiempos de elaboración más largos que si fueran a ir en el papel o directamente en la web. Intervienen normalmente varios departamentos y hay que coordinarse para llegar a tiempo. 

- Poner en marcha proyectos interdisciplinares implica hacer confluir diferentes perfiles profesionales...

- Efectivamente, como decía antes, el trabajo que se hace en el LAB es de puente entre secciones. Se cogen ideas de reportajes de los redactores y se busca la manera de enriquecerlos con diseños innovadores, vídeos, ilustraciones, gráficos, visualizaciones interactivas, etc. Ahí intervienen desde un programador hasta el fotógrafo, el infografista o los responsables de vídeo.


"El deporte es un campo fértil para el periodismo de datos por el interés que genera y la riqueza de datos que proporciona. Además, los periodistas tenemos la ventaja de que ahí hay grandes fuentes con acceso gratuito"


- Uno de los primeros trabajos que han realizado ha sido un reportaje informe con datos sobre el mercado de fichajes de fútbol. El deporte, por las cifras que mueve y las estadísticas que genera, puede ser un campo fértil para potenciar el periodismo de datos...

- Rotundamente sí. Tanto por el interés que genera como por la riqueza de datos que proporciona. Además, los periodistas tenemos la ventaja de que hay grandes fuentes a las que se puede acceder de forma gratuita. TransferMarkt es un ejemplo, tiene una cantidad de información brutal sobre el mercado de fichajes. Y en Twitter puedes encontrar cuentas como @OptaJose que ofrecen estadísticas muy interesantes sobre el fútbol español. 

- Se lo preguntaba porque hay precedentes como Financial Times, periódico eminentemente financiero que no duda en atacar el campo del deporte. Ha eclosionado el periodismo deportivo de negocios.

- Sí, Financial Times publica cosas muy interesantes. El deporte es una industria cada vez más relevante y que no deja de crecer. Creo que representa aproximadamente un 2% del PIB de la Unión Europea. Además, está conectada con los poderes políticos y financieros, por lo que tiene todo el sentido que se cubra desde el periodismo económico. En Expansión tenemos una newsletter semanal, que precisamente se llama 'Deporte y Negocio', en la que se cubre esta información.