viernes, 30 de septiembre de 2016

Sport Magazine cumple 10 años y su director comenta sus 10 portadas más representativas

Tony Hodson, director de Sport Magazine.
Sport Magazine es la revista deportiva líder en el Reino Unido con una tirada de 300.000 ejemplares impresos cada semana. En un contexto de claro retroceso en la industria del papel, este semanario gratuito que se distribuye los viernes por la mañana en las entradas de las bocas de metro y en las estaciones de tren de Londres, así como en hoteles, centros comerciales y clubes deportivos, ha mantenido sus cifras de circulación. Sport se dirige a una gran cantidad de aficionados británicos que son amantes de una variedad de modalidades y que, sin embargo, no hallan esa diversidad en publicaciones deportivas de pago, las cuales suelen versar sobre un solo deporte, ya sea fútbol, ciclismo, rugby o golf, principalmente.

Se trata, además, de una marca periodística que está creciendo digital y socialmente. Además de una presencia cada vez más destacada en redes sociales, como Twitter o Instagram, su rediseñada web ofrece historias de largo formato y vídeos y podcasts de producción propia. Asimismo, su versión para tabletas y dispositivos móviles y la edición impresa íntegra también pueden descargarse gratuitamente. Tanto en papel como en la web, Sport sobresale por su cuidado diseño y por la calidad de sus fotografías, producidas por una red de freelancers y, muy especialmente, por contar a lo largo de su trayectoria con una verdadera colección de portadas brillantes. Son una de sus señas de identidad. Sport, en suma, pone de manifiesto que no por renunciar a ser un producto de pago este tiene que ser de menor calidad.

Esta semana la revista celebra su décimo aniversario (el primer número vio la luz el 29 de septiembre de 2006). Hemos contactado con Tony Hodson, editor de Sport, para analizar la andadura de la publicación en todo este tiempo y preguntarle sobre el periodismo que hacen, el panorama de la prensa de papel en su país y también por las portadas más representativas que hasta ahora han publicado.


El director de Sport eligió estas 10 portadas para resumir 10 años, con un pequeño comentario de cada una de ellas.




1 Thierry Henry

El primer número, el cual siempre me lleva hacia atrás. Por entonces probablemente no había un nombre más importante en el deporte del Reino Unido que Thierry Henry. Pareció como si la revista echara a andar con una explosión.



10 Darren Clarke

Vuelta a 2006, Clarke, el capitán europeo de la Ryder Cup aquel año, fue el héroe de la victoria al haber jugado solo unas semanas después del fallecimiento de su mujer. Nuestros dueños franceses de entonces detestaron esta portada; no les gustaba el puro.



47 The Australian Rugby Team

El anterior director, Simon Caney, apareció con esta idea descarada en la previa del partido de cuartos de final de la Copa del Mundo de rugby que enfrentó a Inglaterra con Australia, en la que se presentaba a los jugadores más peligrosos de los Wallabies como criminales buscados por la policía. Inglaterra ganó el partido gratamente.



230 Gazza

Un duro e íntimo retrato de uno de los héroes deportivos favoritos del país, pero también uno de los más frágiles. No necesitaba ni una palabra, así que dejamos que la imagen hablase por sí sola. Ganó el premio a la mejor portada del año de los premios PPA (de empresas editoras independientes del Reino Unido) de 2012.




275 Ian Poulter

Una muy divertida portada en la previa de la Ryder Cup de 2012, la cual resultó ser premonitoria al convertise Poulter en la estrella del equipo europeo que protagonizó una de las remontadas más sorprendentes que se recuerdan en la historia del deporte.



313 Andy Murray

El triunfo de Murray en Wimbledon en 2013 es posiblemente el momento más importante de un deportista británico individual en la historia de la revista. La fotografía de portada se sintió perfecta, así como las líneas escritas en ella. 




315 Jessica Ennis-Hill

La presencia de mujeres deportistas ha ido siendo más habitual a medida que han ido pasando los años, en consonancia con el crecimiento del deporte femenino. Ennis-Hill, quien para muchos es la deportista británica que representa una era, ha sido además la más agradecida.



338 Manchester United

Hemos trabajado con el reconocido dibujante Noma Bar en una serie de portadas relativas a los principales clubes de fútbol. Esta llegó en un momento en el que el Manchester United atravesaba una crisis. Simplemente inteligente y con una ejecución soberbia.




377 Muhammad Ali

Octubre de 2014, cuando se cumplían 40 años de la pelea Rumble in the Jungle, nos llevó a  publicar este reportaje de portada brillantemente escrito por el director adjunto Alex Reid. La portada se imprimió en un papel especial satinado que acentuó la fuerta de la imagen y de su protagonista. Ali viviría 18 meses más después de esto. 




421 Frankie Dettori

Como gran aficionado a las carreras de caballos, fue bello dar la primera portada de este deporte a su estrella más 'vendible'. Dettori aquel día se encontró en una gran forma y nos regaló no solo diversión sino también una impactante imagen de portada.

Sport Magazine: ten years of passion about sports, ten years of iconic covers

Tony Hodson, editor of Sport Magazine.
Sport Magazine is the UK’s leading sport magazine with 300,000 printed copies per week. And despite the downturn experienced in British print market these last years, this mag, as a free title distributed outside London Underground and railway stations on Friday mornings, has been able to keep its high numbers. Sport target a large amount of passionate people about a variety of sports and focuses on athletes’ stories, interviews and special features. The brand is growing digitally and socially as well. The redesigned site also offers long reads and homemade podcasts and videos while the iPad app version and the full print edition are downloadable each week. Both print and digital editions are partly distinguised for the quality of photographs produced by a network of freelancers and, even more especially, by a collection of iconic covers.  

This week the mag celebrates its 10th birthday (the first issue came to light on September 29 in 2006). We contacted Tony Hodson, editor of Sport, to look back through these last years and ask him about the sports journalism they do, the situation of print in British media landscape and also about the most iconic covers they have produced so far.

- What is your balance of Sport Magazine looking back through these last 10 years?
- The magazine has always had one major aim – to promote, celebrate and cover everything that is great about sport. The cover interview with Thierry Henry in Issue 1 set the tone for the quality of sporting names we have been able to feature, and football would probably still make up around 40 per cent of our covers. But we have always taken great pride in featuring stars from a vast array of sports, and that has only expanded over the past 10 years – the cover star for the edition immediately after our 10th birthday issue is women’s mountain biking world champion Rachel Atherton.
Over time, we have also grown the magazine to include long reads on important issues within sport – in the past year or two, that has included features on depression, concussion on racism – as well as a lifestyle section. This has been important in attracting a wider set of advertisers, but has also worked well editorially – our readers are intelligent, affluent people who have interests beyond sport.

- How did the mag evolve in distribution numbers, members of staff and freelancers?
- When the mag launched in 2006, with a commercial plan to target hard-to-reach, high-earning male readers, the aim was to make it the biggest men’s magazine in the country. That meant printing 300,000 a week, to surpass the numbers that FHM were doing at the time – and we have continued to distribute around that figure ever since. The men’s print magazine market in the UK has experienced a sharp downturn since then, but as a free title we have been able to maintain our numbers.
The full-time editorial team is comprised of 10 people, half of whom are writers, and the majority of the team have worked on the magazine for at least half of its lifetime. Picture editor Julian Wait and production manager Tara Dixon started on the very same day in 2006 and have been here from the start. I joined as subeditor a month later, taking over from Simon Caney as editor in 2013.
We very rarely use freelance writers and try to produce all content in-house – however, there are times when we do, either when all our writers are busy on other jobs or a freelancer comes with a pitch we simply cannot say no to. The one area in which we do go outside the building is photography – art director John Mahood has an excellent network of freelance photographers, all of whom love working with us to produce the brilliant cover images for which we are partly known.

- What are the keys of success of Sport Magazine to become the UK's leading sport magazine?
- Very simply, that we are free. A number of general sport titles had been launched in the years before Sport, and all had failed – it became clear that a paid-for publication covering a wide range of sport simply didn’t have an audience. Football magazine, golf magazines, even fishing magazines, have a dedicated following who have a passion for that one particular sport or leisure pursuit.
There are, however, a huge number of people in the UK who are interested in or passionate about a lot of different sports – and giving them that variety of content in a free publication has been the bright idea behind the magazine’s success. This first became apparent when our former parent company launched the original version of Sport in Paris a couple of years before they launched us here in the UK – but has gone from strength to strength here in London.

- How important is still print for you?
- There is no question that the print market is under severe pressure here in the UK – the Independent newspaper closed this year, and a huge number of magazines have also gone to the wall. This is no surprise – the explosion of digital content has transformed the media landscape across the world, and people are increasingly reluctant to pay for print titles that are often now behind the times by the time they hit the shelves. Similarly, advertisers now have many more directions in which they can spend their money – they still understand the value of print in terms of reaching a targeted audience, but the amount of competition means they need a little more persuasion than they used to.
But print remains a hugely important part of the landscape – anyone doubting that should look at the huge influence titles such as The Sun and The Daily Mail, both of which supported the Leave vote, had on the result of the recent EU referendum. Sport may not be a title in the guise of those publications, but our content remains both relevant and intelligent in print – our challenge is to make sure we are growing the brand digitally and socially to sit alongside that.

- In Britain there are no sport dailies like somewhere else in Europe (Racing Post could be regarded as something rather different from Marca, La Gazzetta or L'Equipe). In what way this sports journalistic landscape leaves more field, more sport stories, to be searched and covered for weekly or monthly magazines?
- The daily newspapers here in the UK feature a huge amount of sport – previews, reports, news – and most are supplemented with very popular, professionally and skilfully managed online offerings. Magazines are never going to be able to compete with that, so we don’t even try – but the result is that we are freer to treat our interviewees and subjects in a more creative way. Our recent cover interview with Jose Mourinho is a good example of this – there was no point in me speaking at length to him about the new job at Manchester United and all the new signings, as this would be covered by the many press and news conferences he would be doing at the start of the season. Instead, we spoke about him growing up in Portugal, and his relationship with English football and its leading characters over the past 30 years. The result was a very different kind of feature, hopefully giving a varied and novel insight into one of sport’s most fascinating characters. 

- Sport covers are iconic, they're different. And you always looked after the design and photograph so much. We could say there is a house style of covers. How important is a cover and a cover story in your mag and what's the production planning behind them - sort of stories, characters, photos you prefer to choose?
- Our readers don’t pay for the magazine, but making the decision to pick us up from a distributor or a stand still represents an investment of time and energy – our job is to make that investment look as appealing as possible. With that in mind, our front cover becomes our most important selling point – it is our window display to the world, and the better it looks the more likely people are to give us a go.
We are lucky in that we have developed extremely strong relationships with a number of brands over the last 10 years – they appreciate the way we portray and treat their biggest sporting ambassadors, so we continue to get brilliant access to them. When we are setting up a cover interview, we are always keen to include as much photography time in there as possible, giving John and whichever photographer is on the job the opportunity to conceive and then execute the shots we want.
We will always take a range of potential cover shots, too – this enables us to make the selections that most go with the tone of the interview.

- Would you please pick out 10 covers to sum up 10 years of history?
- These are my chosen 10, with a couple of lines on each.



1 Thierry Henry

The very first issue, which always takes me back. At the time, there was probably no bigger name in British sport than Thierry Henry. It felt like the mag had started with a bang.



10 Darren Clarke

Back in 2006, Clarke – the Ryder Cup captain this year – was the hero of a Ryder Cup win, having played just weeks after the death of his wife. Our then French owners hated this cover – they didn't like the cigar.



47 The Australian Rugby Team

Former editor Simon Caney came up with this cheeky idea ahead of a Rugby World Cup quarter final against England – presenting the Wallabies' dangermen as wanted criminals. England won the game, pleasingly.



230 Gazza

A raw, intimate portrait of one the nation's favourite but most fragile sporting heroes. It needed no coverlines, so we left the image to speak for itself – and it won the inaugural PPA Cover of the Year award here in the UK.



275 Ian Poulter

A really fun cover ahead of the 2012 Ryder Cup – and it turned out to be prescient, as Poulter became the European figurehead for one of sport's most amazing comebacks.



313 Andy Murray

Murray winning Wimbledon is perhaps the single biggest British sporting moment of the magazine's lifetime. This cover shot felt perfect, and the lines wrote themselves.



315 Jessica Ennis-Hill

Female cover stars have become more regular over the years, in line with the growth of women's sport. Ennis-Hill, to many the female British sporting icon of the era, has graced more than any other sportswoman.



338 Manchester United

We have worked with renowned illustrator Noma Bar on a series of covers relating to our biggest football clubs. This one came at a time of crisis for Manchester United – simple yet clever, and superbly executed.



377 Muhammad Ali

October 2014, and it being 40 years since the Rumble in the Jungle led us to run this brilliantly penned cover feature by deputy editor Alex Reid. The cover was run on special glossy paper, which accentuated the strength of the image and the man. Ali lived on for 18 months after this.



421 Frankie Dettori

As a huge horse racing fan, it was nice to give the sport its first cover with its most marketable star. Dettori was in great form on the day, and gave us a really fun but striking cover image.

lunes, 26 de septiembre de 2016

Ezequiel Fdez. Moores: "El entretenimiento se ha convertido en regla central del periodismo y el deporte ocupa un puesto de privilegio en ese orden"

Fernández Moores, en la Feria del Libro de Medellín.
Ezequiel Fernández Moores es una de las firmas más reputadas del periodismo deportivo hispanoamericano actual y sus columnas semanales en La Nación son una muestra de su magisterio, una cita obligada con la buena escritura a la vez que con la revisión crítica de la historia del deporte contemporáneo.

Editor de la agencia italiana ANSA, lleva casi 40 años escribiendo desde su primera incursión en el periodismo deportivo en 1978 como redactor de la agencia Noticias Argentinas. A lo largo de su trayectoria profesional ha pasado por numerosas redacciones en su país, como la agencia DyN, donde fue jefe de Deportes, o Página 12, y colaboró con diarios internacionales como The New York Times o La Vanguardia. También ha trabajado como columnista en varios programas de radio en Argentina, y en televisión fue guionista y entrevistador del documental "La historia paralela" del Mundial 78. Además, es autor de los libros Breve Historia del Deporte Argentino (2010) y Díganme Ringo, biografía del boxeador argentino Óscar Natalio 'Ringo' Bonavena, publicada en 1992 y reeditada en 2016 al cumplirse cuarenta años de la muerte del mítico púgil

Hemos dialogado con Fernández Moores, recién llegado de la Feria del Libro de Medellín (Colombia), para hacer un diagnóstico más o menos general de la situación por la que atraviesa el periodismo deportivo actual dentro del nuevo paradigma digital, con especial incidencia en la relación que mantienen los medios de comunicación con sus principales fuentes informativas y con los centros de poder político y económico.

- Hablamos de periodismo deportivo, pero, como usted mismo ha señalado en más de una ocasión, este no puede analizarse como una isla; periodismo es uno solo. ¿Cuánto de periodismo diría que hay realmente en el periodismo deportivo actual?
- No podemos generalizar, pero no es fácil hacer periodismo en el deporte cuando el medio (el que sea) precisa que ganen Real Madrid, Boca o el poderoso de turno. Si no ganan, tampoco sirve informar, sino buscar culpables. Los medios suelen tener además buena relación con las Federaciones. Hay acuerdos comerciales en el medio. El gol cotiza en oro, igual que la palabra del ídolo. Y valen más ese gol o esa palabra que una buena información. Con el tiempo, he visto que, a veces, el periodismo político o económico puede estar aún mucho más contaminado que el deportivo. El entretenimiento se ha convertido en regla central del periodismo y el deporte ocupa un puesto de privilegio en ese orden. Así, claro, informar es cada vez más difícil.      

- ¿Entiende entonces que al periodismo deportivo se le considere peor que a otras especializaciones dentro y fuera de la profesión?
- Históricamente el periodismo deportivo fue considerado un género menor porque permite opinar muy a la ligera. Pero el periodismo deportivo es una gran escuela. Se trabaja con rapidez. En la calle. Ofrece un escenario inmejorable para contar historias. Tiene triunfo, derrota, épica, drama, trampa, picardía y emociones populares. Y tiene, además, cada vez más actores poderosos que quieren patear la pelota. Políticos y empresarios poderosos. Guerras Frías y calientes. Luego, como en todos los órdenes, tiene buenos y malos  profesionales. Pero sus historias son inmejorables.        

- Uno de sus textos más compartidos en redes sociales es aquel llamado '¿Por qué no investiga el periodismo deportivo?', de 2012. El infoentretenimiento empieza a ser discutible cuando deja de dar noticias, cuando la información queda supeditada al espectáculo. ¿Acaso es eso reversible?
- Ese texto no era el original. Pero me tocó participar en un congreso en el que el periodismo, según mi criterio, quedaba en un lugar algo pretencioso, con cero autocrítica. Y todos sabemos que el periodismo responde a demasiados intereses. Y que, a veces, más que informar, deforma. Por eso hablé también de infoentretenimiento y no sólo en el periodismo deportivo. Y, ojo, porque no es solo infoentretenimiento, que así dicho parece algo casi infantil. Hoy, además de entretener, el periodismo también defiende y representa intereses que suelen estar mucho más cerca del poder económico que de los intereses de la gente.      

- En la sociedad prensa-negocio, ¿el periodismo deportivo ha asumido su rol de no ser demasiado incómodo para las fuentes que mueven los hilos del deporte?
- Es que no puede serlo. Porque, a veces, tanto incomoda que termina mordiendo al amo que le da de comer.  Y no hay perro que muerda a su propio amo. O al socio de su amo. Más complejo aún. A veces, tan cruzados son hoy en día esos intereses, que se elige morder entonces al competidor. Puede parecerse al periodismo. Pero se mezcla demasiado con una batalla por el negocio.     

- Tanto intimar con la fuente achicharra al periodismo. En los últimos tiempos se han acuñado términos que chirrían como "periodismo de bufanda", "periodismo partidario" o "periodismo de camiseta". ¿Para quién se escribe?
- Ja, algún día, de tanto escribir como los hinchas, terminaremos entonces teniendo que dejarles nuestro espacio a los hinchas verdaderos. Al menos serán más creíbles que nosotros. Nunca me gustó subestimar a la gente. Y tampoco sobreestimarla.


"De tanto escribir como los hinchas, terminaremos entonces teniendo que dejarles nuestro espacio a los hinchas verdaderos. Al menos, serán más creíbles que nosotros"


- El FIFAGate ha sido paradigmático en este sentido. Con rarísimas excepciones, hemos presenciado cómo en muchos países se ha informado más del escándalo global y de Blatter sin entrar a indagar tanto en las implicaciones locales del mismo, de federaciones regionales y sus dirigentes...
- Bueno, se han publicado hasta libros en Argentina, Uruguay y Brasil, por lo menos, sobre corrupción de dirigencias locales. He visto también algunos buenos informes en Chile y Paraguay. Es cierto que, muchos de los informes, aparecieron cuando algo de ese viejo poder comenzaba a desgastarse. Antes, algunos de los medios más poderosos de la región eran socios de esos dirigentes hoy muertos, presos o bajo proceso judicial.   

- Fuentes como la FIFA y el COI se han ido dotando en los últimos tiempos de aparatos de comunicación cada vez más poderosos, mientras que las redacciones pierden músculo periodístico a diario (despidos, cierres, etc.). El partido parece bastante desigual.
- Y a eso se le suma que, precisados de nuevas inyecciones de capital para afrontar el desafío de las nuevas tecnologías, los medios cambiaron su propiedad o se asociaron con bancos, fondos de inversión, etc. que saben mucho de negocio, pero poco de periodismo.     

- Precisamente usted ha sido crítico también con la digitalización de las noticias y sus consecuencias en las redacciones. ¿Qué periodismo digital se está haciendo? ¿Qué es lo más le place y lo que más le disgusta?
- Lo que más me gusta de la web es que se ha democratizado algo más la información. Dejó de ser patrimonio de los medios más poderosos. Lo que menos me gusta es la dependencia del clic, del impacto, que todo parece una carrera de cien metros. Llegar rápido. Y, si no era cierto, volver a llegar rápido para la desmentida. 

- Tampoco es un asiduo de las redes sociales. ¿Prefiere estar alejado de todo esto?
- Uso por supuesto las redes para informarme cuando lo necesito. Pero cierta distancia me ayuda a separar mejor lo importante de lo que supuestamente es urgente. Hoy parece todo urgente. Sabemos que eso no es así. Siempre admiré a jugadores como Riquelme, Zidane, porque frenaban tanta locura física. Nos recordaban que lo más importante es el balón. 

- ¿Qué medios y periodistas recomendaría como ejemplos de buen hacer periodístico en Deportes?
- Uf, difícil porque siempre habrá olvidos, arbitrariedades e injusticias. Juca Kfouri es una referencia en Brasil. Lucio de Castro ha publicado formidables investigaciones. Aprecio la trayectoria de Hernán Peláez y la inteligencia de Nicolás Samper en Colombia. A colegas como Mario Bardanca, Ricardo Gabito y Diego Muñoz en Uruguay. En mi país conozco más, claro. Según el deporte, hay que leer o escuchar a Juan Pablo Varsky, Ariel Scher, Jorge Búsico, Andrés Burgo, Alejandro Wall, Gonzalo Bonadeo, Alejandro Casar y muchos más. Exjugadores como Diego Latorre o Juan Herbella. Miguel Simón en la ESPN. Hay muchos. En España está Santiago Segurola, referente de todos, por conocimiento y honestidad, y Ramón Besa, José Sámano, Diego Torres, Lú Martín, Ramiro Martín, Fermín de la Calle, Leontxo García. David Conn y Andrew Jennings en Inglaterra. Harvey Araton y Dave Zirin en Estados Unidos. Jens Weinreich y Thomas Kistner en Alemania. Y todos los que me estaré perdiendo, por ignorancia o desmemoria.   

- Para escribir bien hay que leer. ¿Qué lecturas recomendaría a todo estudiante que esté iniciándose en el oficio de contar historias?
- Libros de periodismo, y no solo deportivo. Las mejores entrevistas de la Rolling Stone. Dave Remnick, Gay Talese. Martín Caparrós. Leila Guerriero. Alberto Salcedo Ramos. El Negro Fontanarrosa.

- ¿Se atrevería a dar algún consejo a futuros periodistas?
- Que esto no es para hacerse ricos ni famosos. Que, antes que personajes o casos, hay personas. Que usemos nuestras propias palabras. Y que no nos dejemos usar por el poder. Por el poder que fuere, incluido el de nuestro propio patrón.