miércoles, 31 de agosto de 2016

Javier Martínez: "Todavía no se visibiliza el esfuerzo de los deportistas durante los cuatro años de ciclo paralímpico"

Javier Martínez, junto a José Ángel Pérez (dcha.).
Realmente escasean los medios y periodistas especializados que realizan un seguimiento informativo del deporte para personas con discapacidad. Mientras los medios generalistas y principales medios deportivos, salvo contadas excepciones, apenas se ocupan de las competiciones de deporte adaptado en el día a día periodístico, otros profesionales lo vienen haciendo de manera asidua y constante desde sus respectivos espacios digitales, sean webs o blogs, desde hace años. Estos especialistas son ahora, en la antesala de los Juegos Paralímpicos, un referente donde poner las miradas para conocer con detalle todo lo que ocurra en Río del 7 al 18 de septiembre.

Uno de esos medios digitales especializados en la información sobre deporte paralímpico es dxtadaptado.com, un sitio que nace como blog en 2006 gracias a la inquietud personal de Javier Martínez Fernández-Aceytuno, deportista de la selección española de boccia (deporte dirigido a personas con parálisis cerebral, en el que el año pasado fue subcampeón de Europa por parejas), quien observó al poco tiempo de comenzar a practicar su modalidad la poca difusión que tenía el deporte para personas con discapacidad en general. 

Tras una etapa inicial amateur (él es Licenciado en Administración y Dirección de Empresas), donde fue publicando las pocas noticias que salían en internet sobre deporte adaptado, y después de acumular un buen número de seguidores, en 2010 decidió crear dxtadaptado.com. Este sitio especializado con contenidos propios actualmente está gestionado por tres personas y, además, cuenta para algunos eventos con colaboradores puntuales, muchos de los cuales se ofrecen para ello a través de las redes sociales. Es también un ejemplo de periodismo colaborativo que hace comunidad. Solo en Twitter cuenta con casi 8.000 seguidores.

Dxtadaptado.com contará con tres enviados especiales para cubrir in situ los Juegos Paralímpicos de Río y hemos querido conocer un poco más de este proyecto y de lo que será su cobertura informativa del evento conversando con su fundador y director, Javier Martínez.

- Dxtadaptado surge como una respuesta a la necesidad de un colectivo muy importante en este país que no tiene visibilidad en los medios.
- Efectivamente. Aunque creo que ha mejorado bastante la difusión de deportes para personas con discapacidad, todavía no se visibiliza el esfuerzo de los deportistas durante los cuatro años de ciclo paralímpico. Es ahora cuando se acercan los Juegos Paralímpicos donde se muestra un poco más a los deportistas. Y no siempre se muestra la realidad deportiva en sí, sino que se tiende a comentar una parte más sensacionalista de los deportistas, como, por ejemplo, el asesinato de la novia de Óscar Pistorius o, más recientemente, la decisión de morir de Marieke Vervoort tras los Juegos.

- Además, en la mayoría de modalidades, esa invisibilidad es doble. Otros deportes menos mediáticos tampoco salen aunque no sean adaptados.
- Claro, es importante reconocer que también esto pasa en los deportes olímpicos. El rugby, la gimnasia, el hockey... son modalidades que también aparecen cada cuatro años.

- ¿Es la actitud de los medios españoles irrespetuosa con el deporte adaptado? Quedan pocos días para los JJ.PP. y apenas se han visto noticias publicadas sobre ello.
- Sobre este tema precisamente publicamos hace unos días un editorial en nuestra web, titulado 'El esfuerzo de los deportistas paralímpicos, en segundo plano [Extracto: "Creemos que a trece días de los Juegos es una falta de respeto hacia todos los deportistas y sobre todo a los españoles que no se refleje su preparación, esfuerzo e ilusión. Se trata de personas que, al igual que sus compañeros olímpicos, han entrenado durante años para dar su máximo posible en los Juegos Paralímpicos representando a su país"].

- ¿Qué dice vuestro 'manual de estilo' a la hora de manejar adecuadamente el lenguaje con el que se informa de estos grandes deportistas? 
- Nuestra web intenta ante todo imponer un lenguaje claro y sencillo para que todos los lectores puedan leerlo con facilidad. También intentamos tratar a los deportistas paralímpicos igual que a cualquier deportista y evitar ese lenguaje de compasión que utilizan algunos medios. Por último, intentamos ofrecer contenido audiovisual en la medida que sea posible para complementar al texto.

- Aunque vuestro trabajo se desarrolla durante todo el año, ¿qué retos os plantea la celebración de los próximos Juegos Olímpicos? ¿Cuál va a ser vuestro dispositivo para cubrirlos?
- Este año vamos a realizar la mayor cobertura de nuestra corta historia. En Río tendremos a dos redactores y a un fotógrafo que nos irán mostrando en cada jornada los éxitos de los deportistas paralímpicos, con especial atención a los españoles. Además, en las dos semanas previas a los Juegos venimos publicando una serie de entrevistas a los deportistas españoles más destacados.


 

"En los Juegos Paralímpicos vamos a realizar la mayor cobertura de nuestra corta historia. En Río tendremos a dos redactores y a un fotógrafo que nos irán mostrando en cada jornada los éxitos de los deportistas paralímpicos, con especial atención a los españoles" 

 

- Con tres enviados especiales en Río, ¿cuál será la planificación para poder cubrir tantísimos eventos? ¿Cómo van a marcar las prioridades, además, lógicamente de realzar los logros nacionales?
- La mayoría de nuestro trabajo se desarrollará en el centro de prensa principal de los Juegos. Desde allí tanto José Ángel Pérez como Tony Rojas publicarán noticias y se desplazarán a la sede de competición donde participen los españoles. Además, el fotógrafo Diego Luchini nos ofrecerá las mejores imágenes al final de la jornada.

- ¿Qué dificultades esperan encontrarse y superar en los JJ.PP.?
- El único tema que nos preocupa es el transporte desde el hotel hasta las instalaciones olímpicas. Aunque la organización de los juegos ha asegurado que funcionará sin problemas, las últimas noticias de los recortes presupuestarios nos preocupan.

- ¿Cómo se mide el éxito y el fracaso en una cita como esta después de todo el esfuerzo desarrollado por estos deportistas para llegar ahí? Se lo pregunto porque hemos visto en los JJ.OO. que se ha hablado de fracaso deportivo cuando no se han conseguido medallas, por muy meritorio que sea un diploma olímpico y llegar a una final.
- El éxito y el fracaso dependen de los objetivos que cada deportista se propone. Obviamente, si tu objetivo es ganar una medalla y te quedas fuera del podio, para el deportista puede ser un fracaso.

- Me refería al tratamiento de los medios. Si se hace un seguimiento continuado del atleta todo el ciclo olímpico, es más fácil no caer en el fatalismo si no hay medallas. El camino a Río puede no haber sido sencillo para algunos.
- Ahí sí estoy totalmente de acuerdo. Es muy fácil caer en la euforia o en la crítica a un resultado en unos Juegos. Pero en casi todos los deportes tanto olímpicos como paralímpicos, los aficionados e incluso los periodistas no saben realmente cómo llega el deportista. 
 Por supuesto, los medios de comunicación deberían realizar un seguimiento continuado de cada deportista para que el público tuviera la información necesaria antes de juzgar el resultado. Pero por desgracia los medios de comunicación se centran solamente en el fútbol, baloncesto y en los deportes de motor.

lunes, 29 de agosto de 2016

José Luis Pérez: "Yo era el único fotógrafo en los JJ.OO. que no llevaba ni Nikon ni Canon. Eso llamó mucha la atención entre los compañeros"

Después de muchos años de trayectoria como fotoperiodista deportivo, cubrir unos JJ:OO. era su sueño, el gran reto profesional que le quedaba por cumplir. El albaceteño José Luis Pérez Fernández acaba de regresar de Río de Janeiro, donde hace dos años también tuvo la oportunidad de trabajar acreditado en el Mundial de fútbol para diversas agencias internacionales, una experiencia que le aportó enseñanzas y le ayudó a mejorar profesionalmente. 

"Trabajar codo con codo con los mejores fotógrafos te hace aprender mucho y exigirte mucho más, así que entendí que la ocasión de poder estar en Río 2016 era una oportunidad enorme que no podía dejar escapar", nos cuenta Pérez, especialista en fotografía deportiva y social, con experiencia en coberturas de grandes eventos internacionales como la Gala del Balón de Oro de la FIFA en Zúrich (Suiza), el Concierto de Año Nuevo en Viena (Austria), el Tour de Flandes en Brujas (Bélgica), los Premios Príncipe y Princesa de Asturias en Oviedo (España), varias finales de la Copa del Rey de fútbol o trabajos fotoperiodísticos en Nueva York, Washington, Estambul, Maldivas y París. 

Fruto de toda esa trayectoria han sido sus dos exposiciones de fotografía deportiva hasta la fecha,  “Una generación de campeones” (París, Alicante, 2013) y “Brasil: Crónica de un Mundial” (San Vicente del Raspeig, 2015). Además, ha impartido cursos y charlas sobre fotografía en el Instituto Cervantes de París, en el Instituto Cervantes de Río de Janeiro y en Brooklyn Technical High School de Nueva York.

Hemos conversado con él para conocer cómo se viven unos Juegos Olímpicos desde el 'foso' de los fotógrafos y cuáles son las claves que ha de manejar un fotoperiodista independiente en un evento de tanta magnitud y ante tanta competencia para lograr una buena instantánea que, con suerte, pueda ver publicada después en algún medio de referencia.

He aquí la entrevista, he aquí su vivencia olímpica y algunas de sus mejores fotografías en Río comentadas por él mismo:

- ¿Cuáles son las principales dificultades que encuentra un fotógrafo independiente a la hora de cubrir unos Juegos?
- Lo primero, organizar el viaje. Es una auténtica aventura que comienza en el momento en el que el COE (Comité Olímpico Español) te comunica que tu acreditación está aprobada. Nadie te busca el alojamiento, ni el trasporte, así que las dificultades ya comienzan antes de empezar los Juegos. Los vuelos en fechas de grandes eventos se ponen por las nubes y los alojamientos decentes tienen precios abusivos, así que para un autónomo es fundamental organizar bien este punto.

Otro cosa importante es la agenda deportiva. Saber qué cubrir cada día, elegir bien qué evento puede dar medalla o dónde puede saltar la sorpresa es vital. Estar en el sitio adecuado a la hora adecuada hará que puedas vender fotos ese día. Lo “malo” de los Juegos es que se disputan muchas competiciones a la misma hora y evidentemente no puedo cubrir todo.

- Y luego hay que tener en cuenta que las grandes agencias y otros medios importantes disponen de espacios preferentes y muchos fotógrafos.
Sí, a la hora de trabajar surgen otros problemas. Como bien dice, las grandes agencias tienen sitios preferentes. Sus fotógrafos siempre están en primera línea, tienen accesos a zonas que los demás no tenemos y, además, tienen equipos de profesionales muy grandes, lo que hace que tengan cubiertos todos los ángulos de cualquier evento y que en la mayoría de ocasiones se pongan rodeando al protagonista y te hagan perder la oportunidad de sacar la foto del momento. Eso pasa bastante. En Río 2016 ellos llevaban chalecos verdes, el resto de fotógrafos chalecos marrones. Así nos diferenciaban para los accesos.


Esta foto que hice en el Estadio Olímpico durante una prueba de atletismo refleja bastante bien lo que le comento. Se puede ver a los “chalecos verdes” casi tocando a los atletas, algunos tumbados, otros de pie, rodeando la acción. También se  puede ver claramente cuál era mi ángulo y mi lejanía con respecto a lo que ocurría en pista.

- ¿De qué forma entonces un freelance puede hacer una cobertura fotográfica diferente del resto estando situado más lejos de los protagonistas?
- No puedes competir con los grandes medios en muchas cosas. Ellos están en todas las competiciones, en todos los ángulos, trabajan muy rápido y nutren de contenidos a prácticamente todo el mundo en apenas dos minutos. Eso es algo que tienes que tener asumido, si no es frustrante. Pero eso también motiva. Si finalmente tus fotos se venden, es porque algo bueno has hecho.


"He sido el único fotógrafo que ha cubierto los Juegos con cámaras mirrorless. Marcas como Sony, Olympus y Panasonic me cedieron sus equipos para desarrollar esta aventura. Fue un proyecto personal muy grande y arriesgado"

La principal diferencia de mi cobertura de Río 2016 con respecto a los demás fotógrafos ha sido el equipo que he usado. He sido el único fotógrafo que ha cubierto los Juegos con cámaras mirrorless [Sin espejos. Se trata, como el propio Pérez aclara, de un tipo de cámara algo más pequeña, más ligera y con algunas diferencias tecnológicas respecto a las cámaras réflex que estamos habituados a ver en los grandes eventos. El tema del autofoco, por ejemplo, es una de las cosas donde las cámaras sin espejo aún estaban lejos de las cámaras que se usan a nivel profesional]. Por suerte los fabricantes han conseguido evolucionar en su desarrollo y en los nuevos modelos ya se notan los avances y ya se aproximan al nivel de las réflex. Por eso esta prueba de campo que iba a realizar yo era tan importante. Marcas como Sony, Olympus y Panasonic me cedieron sus equipos para que pudiera desarrollar esta aventura. Ha sido un proyecto personal muy grande y arriesgado. Es la primera vez que unos Juegos se cubren totalmente con este tipo de cámaras. Era el único que no llevaba ni Nikon ni Canon. Eso llamó mucho la atención entre los compañeros. 

Al final el resultado de mi trabajo ha sido muy satisfactorio y creo que ahora puedo aportar mucho a las marcas que desarrollan este tipo de cámaras. Así que, además de realizar la cobertura de los Juegos para varias agencias, he podido desarrollar un proyecto personal muy importante que solo la libertad del freelance me podía permitir hacer.


- Dentro de esa experimentación fotográfica, captó imágenes de gran valor, como esta de Rafa Nadal que tomó de espaldas con el puño levantado. ¿Cómo surge la idea y cómo la ejecutó?
- Esta foto me ha dado muchas alegrías y se ha convertido casi en icónica de mi trabajo en Río 2016.
Cuando veía que el partido llegaba a su fin  y que Rafa iba a ganar sin problemas pensé en buscar un ángulo diferente. Nadal estaba muy motivado en ese partido y celebraba mucho cada punto ganado así que sabía que cuando ganara el último punto iba a hacer sus típicos gestos de victoria. Me subí a lo alto de la pista número 1 y me coloqué justo detrás de él. Para esa foto debido a la lejanía coloqué el 300 mm de Olympus con el duplicador 1.4x y solo tuve que esperar a que terminara el partido. La idea era sacarlo de espaldas con el puño en alto, y voilá, ¡foto conseguida! Lo difícil muchas veces es imaginar cómo quieres la foto y luego conseguirla. Yo trabajo mucho así. Visualizo mucho qué tipo de foto quiero, cómo la quiero y eso me ayuda a planificar mi trabajo y a conseguir justo lo que busco.


-    Y luego esta otra que hizo frontal en la que se enfoca el fondo y se desenfoca el primer plano. ¿Qué técnica utilizó?
- Para esa foto sí que tuve que realizar varios disparos hasta que conseguí justo lo que quería: ¡velocidad! Curiosamente para mostrar velocidad alta en una foto lo que hay que hacer es hacer la foto a baja velocidad, haciendo que durante más tiempo entre luz en el sensor y así quede impreso el movimiento de la raqueta y de la pelota. Sin trípode estas fotos son muy complicadas de hacer y de alguien que se está moviendo mucho más. Pero las mirrorless se portaron muy bien y me dieron justo lo que necesitaba en cada momento. Esta foto esta hecha con la Panasonic GH4. Una vez más, pude conseguir la foto que mentalmente había pensado.

- ¿Con qué otras fotos de las realizadas en Río por usted se queda, por la dificultad que entraña o por el significado que encierra?
- Díficil elegir. Yo soy muy sentimental y para mí todas las fotos que hice en Río tienen mucho significado. Evidentemente, la de los medallistas españoles me hizo especial ilusión hacerlas. 


Parar a Carolina Marín para que posara delante de mí con la bandera española justo antes de recoger su medalla de campeona olímpica o la de Rafa y Marc mordiendo la medalla de oro a apenas un metro de donde yo estaba son momentos que ya se quedan guardados en mí, para siempre. 


Retratar a Simone Biles, Usain Bolt o Katie Ledecky, por decir algunos nombres estrella de los Juegos, también hace que esta experiencia sea muy especial. Vivir momentos históricos del deporte es uno de los regalos que nos hace esta profesión. Yo lo valoro mucho.

- ¿Qué ha podido aprender de toda experiencia y en qué fotoperiodistas se ha inspirado para seguir mejorando?
- Me inspiré mucho en el trabajo de Raymond Depardon, en su libro J.O. Depardon. Tiene una fotografía deportiva pausada y trabajada y creo que de eso tenemos que aprender todos. A nivel profesional lo que me ha aportado especialmente los Juegos ha sido una gran experiencia en planificación y flujo de trabajo. Nunca antes había cubierto tantos eventos en un solo día. Piense que en mi trabajo lo normal es hacer un partido de fútbol, de tenis o de baloncesto en un fin de semana. Mandar 20-25 fotos y trabajo hecho hasta el siguiente fin de semana. Pero en los Juegos no, en los Juegos puedes hacer waterpolo, tenis, baloncesto, esgrima, lucha, balonmano… Todo en el mismo día, con diferentes configuraciones de cámara, con rapidez para descargar fotos, repasarlas, editarlas y enviarlas. Una verdadera locura. Pero al final aprendes, te adaptas y ¡hasta sobrevives!

- En un momento de dificultad como el actual para el reporterismo gráfico, ¿cuán importante es hoy para un fotoperiodista labrarse una marca personal, profesional, y qué vías son las más recomendables para hacerse un sitio y tener visibilidad?
- Para un fotoperiodista freelance es fundamental consolidar una marca personal/profesional en redes sociales. Sin ella, las grandes marcas no se fijan en ti, por ejemplo. La marca personal y profesional eres tú y tu trabajo, son indivisibles y ambas se nutren la una de la otra. Tienes que tener un criterio fijo a la hora de publicar tus trabajos y tus opiniones y ser constante elaborando contenidos que puedan interesar a tus seguidores.

Evidentemente si no tienes un buen portfolio detrás, no podrás mostrar tu fotografía a los demás. Por eso, lo primero, trabajar, generar fotos, crear una fotogalería y, a partir de ahí, trabajar mucho las redes sociales. A mí me han llegado muchas ofertas de trabajo a través de Twitter o Linkedin. El hecho de anunciar que estarás en un evento puede hacer que agencias, marcas o medios sepan que podrán contar contigo si lo necesitan y eso hoy día es la mejor herramienta que tenemos a nuestra disposición y bien aprovechada abre muchas puertas. No concibo ya mi trabajo sin las redes sociales. Mi alias de usuario de twitter, @jperezfotografo se ha convertido en mi marca personal. Así firmo mis foto incluso y mucha gente me conoce por jperezfotografo en lugar de por mi nombre, Jose Luis Pérez. 

Otras fotos de jperezfotografo en Río, todas cedidas por el autor al blog para esta entrevista:






sábado, 27 de agosto de 2016

Breve guía de estilo para informar correctamente sobre los Juegos Paralímpicos

La celebración de una nueva edición de los Juegos Paralímpicos, que se desarrollarán del 7 al 18 de septiembre en Río, supondrá todo un reto para los medios de comunicación, que deberán dar una cobertura suficiente a una competición de alcance internacional sobre colectivos y modalidades deportivas sobre los que no están habituados a informar.

Porque estos Juegos no solo justifican su cobertura mediática por los grandes números que mueven (22 modalidades, 4.350 deportistas, 176 países y 528 medallas de oro en juego); constituyen también una valiosa oportunidad para que el periodismo dé cabida en sus informaciones a estas competiciones y contribuya así a una mejor integración social de las personas con discapacidad (visual, física, intelectual o parálisis cerebral) a quienes los deportistas paralímpicos representan.

Por ello, es primordial que los medios de comunicación en general, y los deportivos en particular, actúen en dos sentidos: por un lado, incluyendo un mayor número de noticias sobre el deporte adaptado para darlo a conocer y mejorar su imagen social, y, por otro, abordando adecuadamente estos contenidos mediante un uso respetuoso de los términos lingüísticos y de las imágenes en las noticias que concedan protagonismo al movimiento paralímpico y, por extensión, a todos los colectivos con discapacidad.

A este doble objetivo, deontológico e idiomático, apunta esta breve guía de estilo, propuesta de Periodismo Deportivo de Calidad para una correcta cobertura periodística de los Juegos Paralímpicos 2016:

1. Naturalizar las noticias sobre deportistas con discapacidad, de forma que ingresen en la agenda habitual de los medios y en la cobertura de los espacios que se destinan al resto de las informaciones.

2. Mostrar una imagen del deportista con discapacidad de la misma forma que al resto de los deportistas, colocándolas así en un plano de igualdad respecto al resto de ciudadanos.

3. Presentar a los deportistas con discapacidad ni como personas dependientes o lastimosas, sino como ejemplos a seguir por sus capacidades más que por sus limitaciones. No han provocar compasión sino, en todo caso, respeto y admiración. Deben ser mostrados de forma atractiva como ejemplo de superación.

4. Tener especial cuidado con aquellos estereotipos que pueden resultar discriminatorios y términos con connotaciones peyorativas u ofensivas al referirnos a una persona con discapacidad. Son inadecuadas por peyorativas al implicar la negación de una o varias cualidades de la persona: disminuido, deficiente, incapacitado, subnormal, anormal, inválido, tarado, perturbado, mutilado, tullido, lisiado, loco, invidente, mongólico (El Comité Paralímpico Internacional desaconseja el uso en inglés de disability y recomienda en su lugar impairment).

5. Considerar cuidadosamente las palabras, especialmente los adjetivos que se vayan a emplear en una información. Una tendencia de los últimos años es la de no sustantivar los adjetivos calificativos; es preferible hablar de persona con discapacidad o persona discapacitada, persona sorda, persona ciega, persona con retraso mental, etc. a etiquetar a los individuos como el discapacitado, el minusválido, el sordo, el ciego o el retardado. En el caso de los Juegos Paralímpicos, más que hablar de atletas con dispacidad, será preferible hacerlo simplemente de atletas.

6. Es recomendable no utilizar verbos que conllevan una apreciación negativa de la discapacidad como padecer, sufrir o aquejar, y emplear en su lugar presentar, tener o manifestar.

7. Igualmente, se evitarán expresiones como personas con problemas de movilidad (en lugar personas con movilidad reducida) o personas con problemas de visión (mejor, personas con discapacidad visual o personas ciegas). 

8. Si bien el uso de eufemismos es recomendable como expresiones sinónimas y para evitar así repeticiones, lo políticamente correcto no es siempre lo más periodístico. Siempre que sea posible, en una información deberá llamarse a las cosas por su nombre, de forma que el mensaje sea de fácil comprensión y no se hiera nunca a las personas que son protagonistas de las noticias. Sordo o ciego son palabras de uso común que no tienen carácter peyorativo (las propias federaciones se hacen llamar Deportes para Ciegos y Deportes para Sordos).

9. El lenguaje utilizado para informar sobre la discapacidad deberá ser de fácil comprensión para el común de los lectores. Si se hace necesaria la utilización de términos poco usuales, siglas o tecnicismos, deberá explicarse su significado en forma sencilla.

10. Debemos tener en cuenta que hay distintos tipos de discapacidad (y de modalidades de deporte adaptado) y que cada cual tiene su especificidad y sus características. Es necesario profundizar el conocimiento que se tiene en la materia, comprender cada particularidad, incluso dentro de una discapacidad específica, y, en consecuencia, mencionar siempre de qué tipo de discapacidad se trata y cuál es su terminología especifica si es preciso.

11. Dar a conocer el reglamento y el formato de competición de las veintidós modalidades paralímpicas: atletismo, baloncesto en silla de ruedas, boccia, ciclismo, equitación, esgrima en silla, fútbol 5, fútbol 7, goalball, halterofilia, judo, natación, piragüismo, remo, rugby en silla, tenis en silla, tenis de mesa, tiro, tiro con arco, triatlón, vela y voleibol.