martes, 15 de enero de 2019

Las nuevas habilidades digitales necesarias para entender el periodismo deportivo hoy

"Las nuevas habilidades digitales nunca sustituirán a las del periodismo tradicional. Los periodistas que ahora empiezan todavía necesitarán construir su agenda de contactos, perseverar en la búsqueda de buenas historias y escribir correctamente. Siempre habrá sitio para hacer una crónica de un evento, entrevistar a un campeón o escribir un reportaje de investigación. Pero lo más probable es que el primer día en tu nuevo trabajo lo que te mande tu jefe sea publicar en redes sociales". 

Así de claro y rotundo se muestra Charles M. Lambert, periodista que trabajó durante dos décadas en las secciones de Deportes de la BBC y la ITV y ahora imparte la enseñanza de periodismo deportivo en varias universidades británicas. Sus palabras forman parte de la presentación del reciente Digital Sports Journalism, un manual dirigido a los estudiantes y recién titulados universitarios que deseen emprender su aventura profesional en esta área informativa. El propósito de la obra es doble: por un lado, enseñar las herramientas digitales necesarias que hoy se requieren para trabajar en una redacción deportiva; y, por otro, replantear ciertos aspectos sobre la manera en la que se ha venido impartiendo en las facultades una asignatura que necesita una actualización evidente para responder, en la medida de lo posible, a las necesidades del mercado laboral.

Así, a su juicio, la tradicional diferenciación de soportes TV, radio y online debe superarse porque "una buena parte de la práctica moderna del periodismo no se basa solo en la web, sino también en crear contenido para las redes sociales, de la misma forma que muchas personas ya ven la televisión o escuchan la radio por internet". En su opinión, también resulta impreciso el término "periodista multimedia", porque "esa palabra no define claramente a qué medios se refiere", por lo que ha optado en este libro por la expresión "periodista digital", más amplia y aceptada, para recopilar las técnicas y habilidades que mejor se ajustan a la nueva realidad del periodismo deportivo, entendido este en un sentido amplio (a veces demasiado cercano a la comunicación de clubes, al negocio y a las marcas, un debate que esboza pero en el que prefiere no entrar aquí).

A partir de testimonios y consejos prácticos de periodistas deportivos británicos que trabajan en el medio y de ejemplos inspiradores tanto de medios nativos digitales (cita, entre otros, a Goal, Copa90, Bleacher Report, The Blizzard o Football Republic) como tradicionales (destaca a la BBC y The Guardian como adalides de la innovación en deportes), Lambert explica claves para desarrollar tareas especializadas que se corresponden a muchos de los nuevos perfiles que han cobrado pujanza en los últimos años en la producción de información deportiva: ya no solo se precisan hábiles contadores de historias, sino también expertos analistas, editores de vídeo, técnicos de audio, diseñadores gráficos y creativos, programadores, animadores, analistas de datos, curadores de contenidos o gestores de redes sociales.

De esta forma, los primeros capítulos se centran en labores con las que a veces se empieza en una redacción de deportes: cómo hacer una buena crónica en directo minuto a minuto (liveblogging), cómo confeccionar y distribuir nuevos -y cortos- formatos de vídeo para todo tipo de plataformas, cómo trabajar con datos, hacer una buena curaduría de contenido o ser eficaz en la transmisión de mensajes a través de las redes sociales. También dedica un apartado a las técnicas que se requieren para trabajar en el gabinete de prensa o de comunicación de un club o de un organismo deportivo, una de las principales salidas laborales de la profesión en estos momentos, aunque en realidad no se trate de periodismo sino de comunicación o relaciones públicas.

Finalmente, incluye capítulos referidos a la importancia creciente del podcast, como formato emergente en el periodismo deportivo y como una narrativa disruptiva cada vez más apreciada y utilizada por periodistas con más experiencia y más solventes dentro de los medios; y al periodismo digital de largo formato (longform online journalism), cuyas técnicas probablemente no se le exijan a un recién llegado pero que aquí se incluyen porque conocerlas puede ayudar al desarrollo profesional de los periodistas.

El autor admite que en este libro no se han incluido de forma deliberada referencias a dos realidades que cobran proyección en la profesión: por un lado, la programación para periodistas ("la próxima generación de periodistas aprenderá a programar de la misma manera que en el pasado otros aprendimos a mecanografiar"); por otro, los esports ("hace poco hemos empezado a enseñar a los estudiantes a escribir crónicas de videojuegos y esas sesiones fueron realmente populares"). 

 Aspectos únicos del periodismo deportivo en la era digital

Lambert advierte al lector de que este manual no pretende sustituir sino complementar a otros libros académicos sobre periodismo deportivo que ya existen. Concretamente se refiere a estos cuatro, tres publicados en el Reino Unido y el cuarto en Estados Unidos:

. Andrews, P. (2014). Sports Journalism. A Practical Introduction (2ª ed.). Londres: Sage
. Steen, R. (2014). Sports Journalism: A Multimedia Primer (2ª ed.). Londres: Routledge
. Toney, J. (2013). Sports Journalism: The Inside Track. Londres: Bloomsbury
. Stofer, K; Schaffer, J; y Rosenthal, B. (2009). Sports Journalism: An Introduction to Reporting and Writing. Lanham: Rowman and Littlefield 

De estas lecturas, el propio autor extrae seis enseñanzas, seis aspectos, que son lo que hacen aún más singular al periodismo deportivo en la era digital:

1. El periodismo deportivo es una conversación

Los periodistas antes estaban acostumbrados a hablar con sus fuentes y luego contarlo a su audiencia. Hoy sus fuentes y su audiencia puede ser una y la misma. Las audiencias tienen capacidad para reaccionar al instante a lo publicado por un periodista, por lo que los mejores periodistas deportivos serán aquellos que puedan responder a esa misma velocidad.

Tip para periodistas deportivos: prepárate para unirte a la conversación si aún no lo has hecho.

2. El periodismo deportivo es un gran laboratorio

Los grandes eventos deportivos constituyen excelentes oportunidades para experimentar con nuevas fórmulas y técnicas narrativas. Los deportes ofrecen una gran ventaja para ello, ya que su cobertura puede planificarse con antelación suficiente, a partir de un calendario de competición prefijado con fechas y lugares.

Tip: prepárate para experimentar, para equivocarte o para intentar siempre algo diferente.

3. El periodismo deportivo es abrazar datos

La posibilidad de manejar grandes volúmenes de datos es uno de los grandes avances técnicos que la computación ha proporcionado al periodismo. Con una hoja de cálculo y todos los datos a mano, ahora el periodista puede hallar respuesta al significado de cada estadística en cuestión de segundos y completar así la crónica de lo sucedido.

Tip: intenta que los datos no te disuadan; los números en sí mismos puede que no sean interesantes, pero puedes encontrar historias tras ellos.

4. El periodismo deportivo es diversión

Hoy más que nunca los mejores periodistas deportivos también son aquellos que saben manejarse bien entre las pasiones de los fans y hacer que estos se lo pasen bien con la información

Tip: debes escribir de forma que la lectura sea entretenida; puede que llegues a ser el primero en contar una historia, pero si esa misma historia la cuenta otro de una forma más atractiva, esta se llevará a la audiencia con dos clics.

5. El periodismo deportivo cubre un producto de gran valor económico

No hay que perder de vista el valor comercial creciente y la globalidad de la temática sobre la que versa esta especialización. Mueve enormes cifras de aficionados que tienen un apetito insaciable de historias, opiniones o predicciones de su club o de su deporte favorito.

Tip: cuantas más personas haya escribiendo sobre deportes, más importante será si logras destacar.

6. El periodismo deportivo cubre una temática de gran valor político

Parece ya superada esa fase de la historia en la que desde las propias redacciones se instaba a no mezclar en la información deporte con política (stick to sports), pero la cobertura de las competiciones se hace más entendible cuando se aborda su contexto, tanto para quien escribe como para quien lee.

Tip: el periodismo deportivo hace tiempo que dejó de limitarse solo a los noventa minutos de juego en el césped o a aquello que ocurre dentro de un velódromo o en un ring de boxeo; necesitas entender la foto completa de la historia.
 
En suma, como el mismo Lambert señala, en un proceso de cambio continuo el periodista que llega -así como aquel que ya ha llegado desde hace tiempo- a la redacción, debe seguir formándose y no dudar en experimentar con las nuevas herramientas y fórmulas narrativas que estén a su disposición para cubrir el deporte de una manera más acorde a los nuevos hábitos y necesidades del aficionado. Parece claro que cuanto más cercano con el fan se muestre ese periodismo deportivo, más posibilidades de éxito tendrá.

jueves, 10 de enero de 2019

En busca de nuevas relaciones con el fan: radar de tendencias en el periodismo deportivo digital

The Champions, nueva serie animada de Bleacher Report.

Comienza un nuevo año periodístico donde los medios de comunicación siguen centrados en el replanteamiento de sus respectivos modelos de negocio para encajar mejor con su audiencia, real y potencial, de forma que esta se convierta en una vía de ingresos cada vez más importante para ellos y aumenten así sus opciones de viabilidad económica a medio y largo plazo.

En el ámbito deportivo esto se traduce directamente en buscar nuevas relaciones con el fan, no hay otra; ya sea a través de la personalización usando las métricas y la tecnología como aliadas, ya sea a través de una oferta temática de contenidos más segmentada, hiperespecialización o apuesta por lo local.

En suma, se trata de cimentar una comunidad lo más amplia posible de usuarios o seguidores para crear contenidos de pago que sustenten un periodismo de calidad, que no es barato de producir. Estas parecen ser las claves a las que se apunta en el actual mercado periodístico deportivo y que concuerdan con las del contexto mediático, las prioridades editoriales para 2019 que señala un estudio reciente de la Asociación Mundial de Periódicos (WAN-IFRA).

Estos nuevos modelos periodísticos digitales ajustados a las necesidades de unas audiencias cada vez más fragmentadas, eso que Pepe Cerezo denomina en su último libro "customer media", han de atender los requerimientos de un usuario muy vinculado emocionalmente con su deporte o equipo favorito, que siente fidelidad por un tipo de contenido que consume de forma continuada y que por eso suele estar hiperconectado de un modo multiplataforma, muy especialmente a través de las apps y de los servicios de notificaciones móviles, que ganan cada vez más importancia, tal como indica el último Digital News Report del Reuters Institute.

Esto obliga al periodismo deportivo a tratar de llegar a ese fan cuanto más y mejor para satisfacer esa demanda imperiosa de información de última hora y abundante, y, por otra parte, fidelizar y medir la posibilidad de que ese hábito dé paso a un modelo de suscripción por noticias online que está creciendo en otras latitudes periodísticas europeas, como Francia o Alemania, donde la mayor parte de los periódicos están apostando por el freemium.

Entretanto en España, si bien el mercado periodístico difiere notablemente de los antes mencionados, las cabeceras de los grupos Prisa y Unidad Editorial, El País y El Mundo respectivamente, ya han avanzado que introducirán un muro de pago para este año. Queda por ver entonces si, a raíz de esta decisión, se aplicaría algo similar a las cabeceras deportivas de esos grupos, As y Marca, algo que a día de hoy no está aún encima de la mesa.




Newsletters estratégicas, de nicho, de autor y de pago

Los boletines de noticias han eclosionado también en el ámbito deportivo y gozan en muchos casos de un importante seguimiento entre los muy aficionados. Las newsletters se han convertido en productos informativos estratégicos para muchos medios a la hora de enganchar a nuevos usuarios y tratar de convertitlos en suscriptores con el tiempo. Para ello, la oferta de este tipo de boletines es cada vez más de nicho, superespecializada, y cuenta dentro de algunas redacciones de medios de referencia con equipos de trabajo específicos dedicados a elaborarlas.

Dentro de esta tendencia que va a más sobresalen las newsletters de autor, que suele ser un periodista experto en un deporte o en una liga determinada, como el caso de Marc Stein y su boletín sobre NBA que publica en The New York Times o el de Bruce Orwall para The Wall Street Journal; o periodistas de contrastada trayectoria en grandes medios que llega para hacer una curación creíble y de calidad, como es el caso de Kendall Baker, ex de ESPN y Bleacher Report, cuya newsletter Sports Internet ha sido adquirida por Axios

Tal es el grado de evolución que puede llegar a tener una newsletter como producto periodístico de nicho que, llegado el momento, tras crecer en calidad y en comunidad, da el salto para convertirse en contenido de pago. Así lo ha hecho tras cuatro años de existencia The Sunday Long Read, el boletín que coordina el periodista Don van Natta Jr y que recoge semanalmente el mejor periodismo de largo formato que se publica en medios anglosajones.



La disrupción permanente a través del podcast

Ya hemos dedicado en este blog varias publicaciones para hablar de la gran potencialidad del podcast como formato periodístico digital, muy ligado a contenidos superespecializados y al ámbito más local, si bien hay dudas sobre su monetización, sobre todo cuando se trata de proyectos independientes no vinculados a ningún medio de comunicación.

En la nueva fase de experimentación activa con formatos de audio que están viviendo muchas redacciones, el podcast emerge en deportes como narrativa para contar buenas historias. Así, Spotlight, el equipo de investigación del Boston Globe, encontró el podcast una solución para realzar el valor de los testimonios que construyen, más allá del texto, un gran reportaje de investigación. Lo hizo en 'Gladiator', una serie de seis entregas sobre el exjugador de la NFL Aaron Hernández. O bien el diario francés L'Équipe, que optó por este formato para reconstruir una historia del pasado, la de la extraordinaria patinadora sobre hielo francesa Surya Bonaly.

Mientras tanto, crecen los ejemplos de podcasts como productos de nicho. De ellos unos surgen como proyectos independientes, como el caso de Big Data Sports, que conecta además con aspectos transversales de la innovación y nuevas tendencias tecnológicas. Otros, en el seno de medios consolidados, incorporan el audio para crecer en audiencia en temáticas concretas. Este último es el caso del nuevo espacio en audio de Bleacher Report sobre fútbol internacional, llamado Football Ranks, que se puede escuchar en iTunes y en Spotify.




Más vídeo en redes sociales para conectar con audiencias más jóvenes

Aunque el acceso a las noticias a través de las redes sociales parece haberse estancado, según el ya señalado último Digital News Report, el consumo de contenidos deportivos sigue haciéndose cada vez más a través de un número variado de plataformas, móviles y sociales. De hecho, estudios como el realizado por Ericsson indican que los usarios dedican cada vez más minutos al día al uso de plataformas y servicios sociales, los cuales dedican sobre todo a la mensajería y a la visualización de vídeos.

En su afán de llegar al fan más joven, que constituye pensar en el futuro, los medios siguen esforzándose creativamente en piezas audiovisuales que se adapten lo mejor posible para su visualización in situ en redes sociales (el link a la web en muchas ocasiones ya ni aparece) y en las pequeñas pantallas.

Para ello, muchos medios siguen volcados en redes que crecen como Instagram y en otras de alcance más reducido pero muy periodísticas y deportivas como Twitter, al mismo tiempo que se abren camino en Youtube creando canales de contenido más específico. Por un lado, se potencia el vídeo informativo (videonoticias o videonentrevistas); por otro, el vídeo explicativo, más analítico y sustentado en datos, como los nuevos match reports de Guardian Sport, infográficos, animados y con música, que resumen en menos de un minuto lo ocurrido en los partidos de la Premier League.


 

Periodismo de datos que explora nuevos modelos predictivos

Hace tiempo que el periodismo deportivo de datos avanza con la aplicación de nuevas técnicas de visualización y de un incremento del análisis de las estadísticas del juego. Igualmente, al hilo de la celebración de grandes eventos y de importantes competiciones ligueras, se potencian nuevos modelos de proyección de resultados. 

Mientras Five Thirty Eight se esmera cada temporada en ofrecer de manera actualizada un trabajo de predicciones y probabilidades en la NBA, la NFL, la MLB o las principales ligas de fútbol en el mundo, otros medios aprovechan la celebración de eventos como fue el pasado Mundial de fútbol en Rusia para hacer algo distinto. Tal fue el caso de El País, que por primera vez aplicó técnicas y herramientas del periodismo de datos a la información deportiva desarrollando un modelo estadístico que generó debate sobre la oportunidad de comunicar la incertidumbre al lector. Porque una cosa es calcular probabilidades y otra hacer pronósticos.


A todo esto, Bleacher Report

Todo eso ocurre mientras Bleacher Report sigue creciendo su base de seguidores y sigue arrojando beneficios año tras año. En esa línea creciente, este nativo digital deportivo del grupo Turner ha desarrollado campañas directas al fan, alianzas estratégicas y publicidad programática para poner en contacto directo marcas con targets de consumidores. Para marcas, además, es un reclamo el elevado índice de engagement y de comentarios activos de la audiencia en este sitio deportivo.

Su otra mirada clara es hacia el entretenimiento y la producción audiovisual propia. Además del éxito de la serie 'Game of Zones',  hace unos meses lanzó una nueva producción animada, 'The Champions' (VER imagen al principio de este post), con la que aspira a seguir apostando por el soccer, el deporte más global, para alcanzar nuevos mercados.

Otra de sus apuestas indiscutibles es Bleacher Report Live en un mercado de streaming al que no dejan de sumarse nuevos actores y donde se dirime un nuevo reparto del consumo audiovisual y de la explotación de los derechos deportivos en los próximos años.


FUENTES: WAN-IFRA, Nieman Lab, Reuters Institute, Axios, Ericsson, Laboratorio de Periodismo, Headerbidding, Digiday, The Washington Post.


Radares anteriores