lunes, 23 de diciembre de 2013

Las nuevas palabras del periodismo deportivo

El periodismo actúa como terreno de avanzadilla y experimentación del idioma, su principal instrumento, al que a diario ha de dar una determinada forma para poder responder, con orden, corrección y coherencia, a acontecimientos, protagonistas y nuevas realidades que a menudo surgen sin previo aviso y para las que no siempre existen soluciones en el diccionario normativo. 

En esta tesitura habitual, el lenguaje periodístico del deporte despunta por su creatividad y su búsqueda permanente de hallazgos léxicos, tanto palabras como significados y giros nuevos, con los que dotar de originalidad al relato y tratar de sorprender y cautivar a una audiencia muy numerosa. No se trata, recordemos, de una cualidad adquirida recientemente; en las dos últimas décadas esta parcela informativa se ha consolidado como un objeto preferente de vigilancia lingüística por parte de los académicos, conscientes de que por este lado, el deportivo, el idioma no para de crecer.

En la antesala de un año donde se publicará una nueva edición del Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), que recogerá, entre sus novedades, alrededor de una treintena de palabras deportivas, hemos querido recopilar algunos de los últimos neologismos que han encontrado acomodo en este ámbito periodístico. En la breve relación que se muestra a continuación, figuran no solo vocablos acuñados recientemente, algunos todavía en una fase piloto, sino también aquellos cuyo uso ha cuajado de forma definitiva entre periodistas especializados, aficionados y protagonistas del deporte. En la mayoría de los casos, los neologismos deportivos no son flor de un día:

. canterizar: los sustantivos ("cantera") también se verbalizan. Cultivar talentos en los escalafones inferiores para que lleguen al primer equipo es una práctica que desde hace muchos años se realiza en clubes como el Athletic de Bilbao o la Real Sociedad, pero que ahora, en época de vacas flacas, tiene más sentido para otros. Se anunciaron proyectos de "canterización" como el del Real Betis Balompié.

. todocampista: equivale a lo que antes se le llamaba "todoterreno" o "jugador polivalente". Al igual que otras nuevas maneras de definir posiciones en el campo como trescuartista (zona de tres cuartos) o delantero mentiroso (en lugar de "falso nueve"), se trata de una creación léxica aún fresca que necesitará de más tiempo para ver si da el salto de la jerga futbolística a la lengua común y, de ahí, al diccionario.   

Fotografía: http://tecnomarketingnews.com
. inmessionante: los grandes futbolistas son también capaces de dar pie a nuevas palabras. Si Zlatan Ibrahimovic cuenta ya con su verbo, zlatanear, en el diccionario de la lengua sueca (neologismo que significa 'dominar con fuerza'), Messi también lo logró este año. En este caso el adjetivo "inmessionante" no fue producto del periodismo, sino de una campaña digital creada por BBDO Argentina para la marca Pepsi para definir el juego del jugador del Barcelona y acabó formando parte de una edición limitada de 140 ejemplares que se publicó en febrero del Diccionario de la lengua española de Santillana. En esta obra, este calificativo se refiere "a su manera perfecta de jugar al fútbol, a su capacidad ilimitada de autosuperación".

. cholismo: los -ismos marcan épocas en el fútbol. Por la Liga española tuvo su sitio el bielsismo (Marcelo Bielsa), pasó el mourinhismo (aunque no acabó de irse; ahí siguen muchos de los adeptos de José Mourinho, los mourinhistas) y a ella llegó el "cholismo", método de trabajo y filosofía que aplica Diego 'Cholo' Simeone en su actual equipo, el Atlético de Madrid, esto es, imprimir carácter ganador a sus jugadores y apelar a la prudencia aunque los resultados acompañen. Su letanía en ruedas de prensa: "Hay que partir de cero y pensar partido a partido".

. recontra: otro neologismo que ha cobrado dimensión en los últimos tiempos no solo en la narración radiofónica de los partidos, sino también las crónicas escritas. Como recoge la Fundéu en una de sus píldoras de la 'Liga del Español Urgente', significa 'réplica ofensiva de un contraataque'. Es un ejemplo de formación léxica a partir de un acortamiento, contra por "contraataque", "contrataque" o "contragolpe", y de un prefijo, re-, que comporta el matiz de 'respuesta' o 'repetición'.

. BBC: una de las tendencias del periodismo deportivo escrito es acortar nombres propios en siglas para buscar la originalidad, pero también para ganar espacio y poder incluir otras ideas en los titulares. Ya no solo se fabrican de un solo jugador o entrenador (André Villas-Boas es mencionado también como AVB), susceptibles de cambio según el dorsal (además del consabido CR7 creado para Cristiano Ronaldo, se ha forjado en la prensa barcelonesa la forma abreviada PR7 para Pedro Rodríguez 'Pedrito', hasta hace poco PR17), sino también de un conjunto de futbolistas a partir de cada una de sus respectivas iniciales. "La BBC del Real Madrid", dicen, es la terna o tridente que forman Bale, Benzemá y Cristiano. Este tipo de formaciones suele tener un carácter efímero, sujeto a modas y a resultados. 

1 comentario:

  1. Muy Buen Blog !
    Los invito a visitar mi blog !
    http://geraldocapillo.blogspot.com/
    Gracias !

    ResponderEliminar