jueves, 14 de julio de 2011

Los problemas de pronunciación de nombres propios extranjeros en el periodismo deportivo

El error tan extendido en algunos locutores de suprimir o alterar letras y sílabas en las palabras obedece normalmente a una mala vocalización o articulación de los sonidos, que se profieren con menos pausa y modulación de las necesarias, o bien sin la debida atención o conocimiento.

Tal es el caso de la pronunciación de nombres de origen extranjero entre los profesionales de la información televisiva o radiofónica en general, y en el ámbito periodístico deportivo en particular, donde las referencias a competiciones de otros países y a fichajes de jugadores foráneos son constantes.

Efectivamente, los medios deportivos audiovisuales que suelen ofrecer cobertura y resultados de los campeonatos internacionales más relevantes, entre los que sobresalen los principales torneos futbolísticos europeos y las ligas profesionales de fútbol americano, baloncesto o béisbol en EEUU, habitualmente encuentran verdaderos problemas para proferir correctamente antropónimos y topónimos de origen extranjero, los cuales se rigen por otras reglas de pronunciación diferentes al castellano.

Los errores más comunes se corresponden con aquellos nombres propios procedentes de la lengua inglesa, cuya fonética no es regular y exige el aprendizaje de pronunciaciones por separado, es decir, de memoria. Así, ocurre en la Premier League con Manchester United (que es pronunciado /Unái/ en lugar de /Iunáitid/ por una gran parte de los locutores deportivos), Tottenham (no es /Tótenjam/ sino /Tótnam/ porque la h en este caso no suena), Fulham /Fúlam/ y los recién ascendidos Norwich /Nórich/, Swansea /Suánsi/ y Queens Park Rangers /Réinyers/.

Sin embargo, en los casos donde el nombre del equipo coincide con el de la ciudad de la que procede, la castellanización no suena tan extraña, porque de hecho está muy extendida en el uso, y, por ende, resulta mucho más admisible (Liverpool /Líberpul/-/Lífapul/, Birmingham /Bírmingam]/-/Bérmigam/ o Nottingham).

Algo parecido sucede con las voces provenientes de otros países como Portugal, Alemania o Italia, donde algunos de los equipos más conocidos equivalen a topónimos adaptados a nuestro idioma desde hace muchos años, como Oporto (en vez de Porto), Colonia (no solemos decir Köln), Hamburgo (en vez de Hamburger), Nuremberg (Nürnberg), Génova (en lugar de Genova; Genoa, el nombre del club es una denominación inglesa), Nápoles (no suele decirse el Napoli, voz esdrújula) y Milán (Inter de Milán, no de Milano; si bien suele pronunciarse como voz llana (el Milan) cuando nos referimos al equipo rossonero de la capital lombarda, que adopta la pronunciación original de sus fundadores británicos).

Aunque muchas veces el aprendizaje se produce gracias a la experiencia y a la casuística particular a la que uno ha de hacer frente en la cobertura informativa de determinadas competiciones (así muchos nos enteramos hace años que en Grecia, por ejemplo, los nombres de los dos equipos de fútbol más famosos no son voces llanas sino agudas: /Panatinaikós/ y /Olympiakós/), es conveniente tener en cuenta algunas reglas fijas, muy simples, relativas a correspondencias entre grafías y fonemas que son muy comunes en distintos idiomas.

En portugués, por ejemplo, 'lh' equivale a la /ll/ española o 'nh' al sonido /ñ/; en alemán, la diéresis o umlaut modifica el sonido de las vocales sobre las que se coloca (ä se puede pronunciar con un sonido intermedio entre la a y e, ö suele ser /oe/ o /e/ y ü /i/) ; o en italiano, 'gl' es /ll/, 'gh' se pronuncia /gu/ y 'sc' equivale a /sh/.

Igualmente, en francés la 'r' es más bien una /g/, las consonantes finales de cada palabra no suenan (salvo 'liaison' o unión sonora cuando la siguiente palabra empieza por vocal) y las terminaciones en vocal (o en 'y') son casi siempre agudas; o en inglés la 'h' al principio de palabra es siempre aspirada salvo contadas excepciones en que permanece muda (honest, honour, hour, heir) y las vocales duplicadas o seguidas de doble consonante son largas.

Veamos algunos ejemplos ilustrativos:

PORTUGUÉS

nh = /ñ/ Juninho /Yuníño/, Mourinho /Mouríño/
lh = /ll/ Carvalho /Carvállo/, Olhanense /Ollanénse/

ITALIANO

gn = /ñ/ Bologna /Bolóña/ (castellanizado Bolonia)
sc = /sh/ Brescia /Brésha/
ch = /k/ Petacchi /Petáki/
ghi = /gui/ Inzaghi /Inzágui/
ggi = /yi/ Foggia /Fóyia/
ce = /che/
ll = /l/ Marcello Lippi /Marchélo Lípi/
z = /ts/ Lazio /Látsio/

ALEMÁN

v = /f/
h = /j/
er = /a/ Hannover /Janófa/ (correspondencia habitual cuando esta es la primera letra de la palabra; menos sonora que en español)
ü = /i/ Müller /Míla/ (aunque en español está muy extendido /Múler/)
ö = /oe/ o /e/ Völler /Féla/ (sonido intermedio entre la o y la e)
ch = /j/ Mönchengladbach /Moenchengládbaj/

INGLÉS

a = /ei/ (correspondencias más habituales en vocales)
e =/i/
ee = /ii/
i =/ai/
o = /ou/
oo = /u/
u =/iu/
h = /j/ Hearts /Jáarts/
ph = /f/ Philadelphia /Filadélfia/
j, g = /y/ Jones /Yóuns/

FRANCÉS

i (final) = /í/ Platini /Platiní/
c = s Nancy /Nansí/
ch = /sh/
oi = /ua/ Charleroi /Shagleguá/
ou = /u/ Manadou /Manadú/

eau, au = /o/
r = /g/ Bordeaux /Bogdó/ (castellanizado Burdeos)
u = /i/ Duchamp /Dícham/
ll = /l/ Gallas /Gála/
gn = /ñ/ Sagnol /Sañol/


Con la identificación de los errores más comunes en la locución cotidiana y el perfeccionamiento del nivel de pronunciación de nombres de origen extranjero, el periodismo deportivo audiovisual ganaría, qué duda cabe, en calidad.

8 comentarios:

  1. Precisiones sobre el alemán:
    Es Hamburg, no Hamburger. Y <ch> en alemán depende... Así, en auch, buch, doch, fach, será [x], pero en ich, o milch, será [ç], lo mismo que en diminutivo -chen ([çən]). No obstante, el trigrafo <sch> será [ʃ]. La ligatura <ß>, es [s], mientras que la <s> en el ataque silábico sonará [z] ante vocal o [ʃ] ante consonante. La <b> y la <d> se ensordecen a final de sílaba quedando [p] y [t], y la <g> puede hacerlo como en mag ([ma:k]) o por el contrario sonar [ç] como en fertig. El grafema <z>, que suena [ts]. Asimismo, habría que añadir ä, que sonará [æ] o [ɛ], <ie> que se realiza como [i:]. Y varios diptongos, como <ei> que es [aI] y
    <eu> o <äu> que son [ɔʏ]. Habría mucha más tela que cortar, como por ejemplo la cantidad vocálica y las elisiones, pero creo que ya lo he liado lo suficiente.

    Respecto al inglés, es tan dependiente de la etimología que dar una correspondencia grosso modo crea más problemas de los que resuelve. V.gr. cat, bed, referee, nick, mud, geek. Y desde luego en ningún caso hacer sonar <h> como [x].

    De cualquier modo, no hace falta ninguna tabla. El asunto es tan sencillo como consultar la Wikipedia en lengua inglesa, que habitualmente suele incluir una transcripción fonética del título la entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Anónimo, por su ilustrativa y enriquecedora respuesta. Al decir Hamburger me refiero al club de fútbol (Hamburger Sport-Verein o Hamburger SV) y no a la ciudad. Por lo demás, estás en lo cierto. Es muy complicado trata de simplificar y no equivocarse, porque casi siempre hay excepciones a la regla que quieres establecer en determinados idiomas. En inglés es, literalmente, imposible. Por ello decía eso de "aprenderse de memoria" las palabras. Un saludo

      Eliminar
  2. Gracias por esta nota. Me podrías informar si es correcto que las personas al hablar en inglés hablen como Norteamericanos? Es correcto, si eres Latino o Hispano, decir "I am from Mécsicou?" en lugar de decir "I am from México"? Para nosotros los Latinos o Hispanos, las palabras (Nombres Propios) México, Oaxaca, Rodriguez, etc. SE DEBEN PRONUNCIAR IGUAL, independientemente del idioma que se esté hablando e INDEPENDIENTEMENTE DE QUE LOS NORTEAMERICANOS NO LOS PUEDAN PRONUNCIAR. Es así? Agradezco de antemano tu respuesta. S. Ruiz Z.

    ResponderEliminar
  3. Lo que planteas, efectivamente, es bastante común. Muchos, con el fin de hacerse entender por alguien que no habla nuestro idioma, cambian innecesariamente la pronunciación hasta de los nombres propios en español, incluso de aquellos son universalmente conocidos, como México. Aunque en EEUU tenga otra pronunciación, entre latinos o hispanos debería decirse siempre 'Méjico'. Tampoco hay tanta diferencia entre una forma y otra como para que no te comprendan los estadounidenses (hay traducciones de nombres propios que sí pueden despistar algo más cuando las grafías no coinciden en casi nada). Me imagino que Univisión o CNN en Español lo pronunciarán con j ¿no?. Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  4. http://pronunciar.es/pronunciacion-de-milan-como-decir-milan-en-ingles/

    Una persona de habla inglesa, pronuncia Milan de manera análoga a como una persona de habla española pronuncia Milán, es decir, con acento prosódico en la vocal a.El asunto de las pronunciaciones no es fácil, pero resulta un poco ridículo que, reiteradamente, los locutores deportivos se "esfuercen" en poner de manifiesto su nivel de conocimiento de la lengua inglesa, pronunciando Milán con acento prosódico en la vocal i.
    De nada.

    ResponderEliminar
  5. Estimado anónimo. Muchas gracias por su comentario. Efectivamente, el nombre de la ciudad en inglés se pronuncia como en español, pero hablamos del equipo, que en Italia se pronuncia /mílan/, tanto por los aficionados como por el propio club desde sus inicios http://es.forvo.com/word/milan/ No es un invento de la prensa.
    En este caso, no es un invento de la prensa deportiva. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Un jugador del Málaga CF, llamado Cop, ha comentado ante la curiosidad de los periodistas que su nombre se pronuncia como "Chop". ¿Cómo deberían pronunciar los periodistas su nombre en este caso? Imagine un video de un informativo, en el que el redactor dice en el texto hablado, por ejemplo que "el jugador Chop ha entrado en la convocatoria para el partido de mañana" y acto seguido aparece el futbolista en un corte suyo, con el rótulo correspondiente de "Cop - Jugador del Málaga CF".

    ¿No sería desconcertante para el espectador? Acabaría pensando probablemente que el redactor se ha equivocado al pronunciar el nombre.

    Gracias. hispalisgolf@gmail.com

    ResponderEliminar
  7. Hola. Gracias por tu comentario. Los nombres hay que pronunciarlos correctamente, más aún cuando el propio futbolista lo ha aclarado expresamente en público. Puede que desconcierte en un principio, pero no creo que tarde el aficionado en acostumbrarse a ello. El fútbol tiene la ventaja de ser muy popular y la gran mayoría del público sabe ya pronunciar cualquier apellido o nombre extranjero aunque cueste siempre al principio. Si los medios lo hacen bien, enseñarán a todos los demás a hacer lo mismo. Un saludo

    ResponderEliminar