lunes, 10 de enero de 2011

El uso de las mayúsculas en los equipos y torneos deportivos, según la Nueva Ortografía

La Nueva Ortografía, confeccionada por la Asociación de Academias de la Lengua Española, arroja algo de luz también en lo que se refiere al uso de las mayúsculas en algunas denominaciones de equipos y torneos deportivos. Si bien una de las funciones principales de la letra en alta es identificar los nombres propios, a menudo a los redactores nos surgen dudas sobre cuáles son los elementos que conforman esos nombres y qué otros requieren de minúscula al no estar incluido en ellos.

También en el ámbito de la información deportiva es habitual este tipo de disyuntivas, sobre todo en lo relacionado con los nombres de competiciones, al estar compuestas por una multiplicidad de términos, y las denominaciones popularmente conocidas de equipos, clubes y selecciones nacionales que se emplean como alternativa a los nombres oficiales para evitar repeticiones. Estas dudas se plasman en los diferentes libros y hojas de estilo existentes, cuyas recomendaciones no son siempre coincidentes.

Para empezar, los académicos dejan claro algo a lo que muy poco se puede objetar: que "se escriben con mayúscula inicial los elementos léxicamente significativos (por lo general, sustantivos y adjetivos) que forman parte de las denominaciones oficiales de los equipos deportivos". Sin embargo, parece más discutible su siguiente afirmación: "también se escriben con mayúscula inicial las denominaciones estilísticas alternativas (sic) que se utilizan para referirse a las selecciones nacionales, basadas normalmente en el color de la camiseta de los jugadores", tales como la Roja (España o Chile), la Tricolor (México), la Naranja Mecánica (Holanda) o los All Blacks (selección de rugby de Nueva Zelanda, que en baloncesto se hacen llamar Tall Blacks). En los ejemplos que aparecen en esta obra, también incluyen la Albiceleste (Argentina) y la Canarinha (Brasil), dos fórmulas que, sin embargo, casi siempre aparecen en minúscula en los periódicos deportivos, de la misma forma que ocurre con la squadra azzurra (Italia) o la verdeamarelha (también Brasil).

En cualquier caso, no solo son los colores de las camisetas los que originan estas denominaciones, que, efectivamente, suelen escribirse en mayúscula. Así se escriben, por ejemplo, los Elefantes (Costa del Marfil), los Plavi (Serbia y Montenegro), las Águilas Negras de Nigeria, los Socceroos australianos, los Lions ingleses o la Mannchasft (Alemania).

No obstante, según la Nueva Ortografía, deberán escribirse siempre con minúsculas los sustantivos y adjetivos apelativos que se emplean para referirse a jugadores, seguidores y equipos: los azulgranas (adviértase que ahora se escribe así, en plural, y no los azulgrana, como suele hacerlo la prensa deportiva), los colchoneros, los leones, los periquitos o los merengues.

Este mismo criterio sería en principio extrapolable a los adjetivos con que son conocidos equipos de otros países cuando se refieren a los colores del club (los rossoneri (Milan o Milán), los bianconeri (Juventus), etc.), pero se impone la mayúscula en muchos casos, especialmente en los apelativos de clubes ingleses (Spurs (Tottenham), Gunners (Arsenal), Reds (Liverpool).

Por otra parte, la Nueva Ortografía señala que los torneos deportivos se escribirán en mayúscula en todos sus elementos significativos (Campeonato Mundial de Motociclismo, Vuelta Ciclista a España, Copa Libertadores de América, Gran Premio de España de Fórmula Uno). Esto, que parece una evidencia incuestionable, se torna un problema cuando muchas veces, por una cuestión de espacio y de economía del lenguaje, no se escribe el nombre exacto de la competición y, en su lugar, se emplean fórmulas alternativas como Nacional (en vez de Campeonato de España), Europeo (Campeonato de Europa) o Andaluz (Campeonato de Andalucía). Al no mantenerse su nombre oficial, ¿se escribe en mayúscula o en minúscula el nombre de la modalidad? ¿Es incorrecto escribir Copa del Mundo de vela si ni siquiera estamos haciendo referencia expresa a la clase o especialidad (Láser, Tornado) de la que se trata?

La nueva obra académica da así respuesta a algunas dudas sobre la correcta escritura de palabras en el ámbito periodístico deportivo, pero no a todas. Habrá que completarlas y, mientras tanto discutirlas, a través del uso que hagan de ellas los medios de comunicación, ya que son estos, al fin y al cabo, los que fijan el modelo lingüístico actual.

1 comentario:

  1. Mierda de artículo. Ni que no supieramos ahora escribir correctamente lo que va con mayúscula o minúscula.

    ResponderEliminar